La ciudad de Mercedes fue fundada en 1788 por el Presbítero Manuel Antonio de Castro y Careaga, con el nombre de Capilla Nueva de las Mercedes. Fue declarada capital del departamento el 6 de julio de 1857, siendo precedida por Villa Soriano.

Fue en las cercanías de esta ciudad, donde -bajo la conducción de Pedro Viera y Venancio Benavidez- se realizó el llamado Grito de Asencio, suceso que dio lugar a la revolución oriental. Luego, el caudillo y jefe militar Artigas estableció allí su cuartel general en el actual colegio Nuestra Señora Del Huerto y frente a allí, en la actual Plaza Independencia, emitió su vibrante Proclama de Mercedes el 11 de abril de 1811.

Hoy día, todos esos hechos históricos son recordados a través del emblemático "Gaucho de Asencio", un significativo monumento realizado por el escultor uruguayo José Luis Zorrilla de San Martín, ubicado en su actual localización en 1942 y declarado Patrimonio Histórico Nacional en 1976.

Por todo eso, esta ciudad se merece la leyenda que tiene el escudo del departamento de Soriano: Aquí nació la Patria.

Esta ciudad cuenta con un gran atractivo turístico para los amantes de la navegación, con más de 10 muelles ubicados en puntos estratégicos de la costa de Mercedes; visitantes de Argentina y Brasil conocen anualmente la "coqueta del Hum". "Hum" es el nombre indígena para el Río Negro.

La Isla del puerto, unida por una pasarela a la ciudad brinda la posibilidad de pasar unos días de campamento con todas los servicios básicos incluidos.

Muchos mercedarios suelen hacer uso de la amplia rambla de una forma un tanto curiosa, en forma de autódromo, pero a velocidad de paseo. Lo curioso del asunto es que el recorrido puede durar por encima de las 50 vueltas a la rambla o hasta agotar el combustible de los coches. Un espectáculo digno de ser visto y experimentado.

Otro de los atractivos para observar es su pinacoteca "Eusebio Gimenez", donde se podrán encontrar obras de autores nacionales como Figari, Cúneo, Carlos Federico Saenz, además de impresionistas europeos, y hasta pinturas del siglo XII.

A 5 Km., de la ciudad se levanta el Castillo Barón de Maúa, considerado una de las mayores atracciones de la ciudad de Mercedes. Es uno de los principales vestigios que quedó de la impetuosa actividad empresarial del Barón y Vizconde de Mauá en el Uruguay.

La popular denominación de “castillo” se aplica a lo que fuera en realidad el casco de estancia de las extensas propiedades que el Barón de Mauá adquiriera en Soriano, entre los años 1857 y 1859, como respaldo financiero al Banco Mauá y Cía.que inaugurara por esos años en Montevideo, siendo la 2da institución bancaria del país.

El edificio es de clásica estructura en herradura, típica del medio rural, levantado alrededor de un gran patio rectangular. Al oeste de éste se encuentra el acceso original al Castillo, reemplazado en la actualidad por las puertas-cocheras ubicadas en el espacio central, al este del recinto. Éste espacio consta de dos plantas, siendo ocupada la baja por el Museo Paleontológico Alejandro Berro; mientras que en la planta alta, accediendo a ella por una hermosa escalera en herradura decorada con azulejos portugueses y artísticas rejas de hierro forjado, encontramos un largo corredor que da ingreso a las que fueran habitaciones principales de los residentes.

Si recorremos sus corredores hasta el final, en ambos extremos, podremos hallar sendas terrazas desde las que podremos obtener hermosas vistas de los alrededores, especialmente de la ubicada al norte, o Terraza de Verano, la cual domina el majestuoso paisaje que nos brinda el río Negro.

Y si se quisiera ampliar la visión, bastará con subir a las dos torrecillas ubicadas en la azotea de la segunda planta, las que nos servirán como estupendos miradores.

Su fachada actual (la antigua parte trasera) fue remodelada por otro ilustre propietario del predio: Buenaventura Caviglia.

Este, sin romper los lineamientos originales, adosó un par de curiosas fuentes semicirculares a sus muros inferiores, y rodeadas de jardines enrejados; conjunto ornamental completado por una tercera fuente ubicada frente al edificio.

Y como en cualquier castillo, sobre el Mauá también giran varias leyendas, desde tesoros ocultos en la zona por antiguos capataces y túneles secretos que llegarían hasta el río, hasta la supuesta presencia de simbología masónica.

El Castillo Mauá, en su conjunto, es un sobrio edificio, tal vez demasiado sencillo para el titulo que ostentara su propietario, pero precisamente eso, y el espíritu de trabajo, fue lo que distinguió siempre al Barón de Mauá, tal cual reza su escudo: Labor improbus omnia vincit.

Ademas en 2010 se finalizo la construcción del complejo Polideportivo de la Cuidad de Mercedes, una pista de carreras que es utilizada en competencias por varias categorías de carreras.

Para los que gustan el fútbol, el Parque Bristol, donde se jugó el primer partido de fútbol a nivel sudamericano con luz artificial, es todo un espectáculo de historia.

Asimismo resultan de interés la denominada "Basílica Menor" de "Nuestra Señora de las Mercedes", sede de la Diócesis Católica de Soriano y Colonia; el ex edificio de la Sociedad Italiana; la Casa Municipal de Cultura (ex Orfeón Español); Casapuerta (el principal centro de artesanías de la región) y las ruinas de la Calera Real (restos de edificaciones del siglo XVIII).

Mercedes posee una rica tradición cultural, fuertemente impulsada por los vínculos que tuvo con la ciudad de Buenos Aires a través del río Negro. Entre sus muchos plásticos, sobresalen Carlos Federico Saes y Pedro Blanes Viale, pudiéndose apreciar alguna de sus obras en la Pinacoteca Eusebio Gimenez.

Desde el año 2007 se lleva a cabo anualmente el festival "Jazz a la Calle", dándose cita músicos tanto de Uruguay como de Argentina, Brasil, Cuba y Estados Unidos; lo cual ha generado una amplia repercusión cultural a la región.

 

Galeria fotográfica de Soriano

soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
soriano
Text Size

Búsqueda

Mapa de Soriano

RedTV-Banner RedTV