La Isla de Lobos visible del lado oeste de la península de Punta del Este, desde la costa de la Playa Brava, resalta en el horizonte. Es un afloramiento de rocas de origen ígneo, con 43,5 hectáreas con 1,2 km de largo y 816 m de ancho. Se ubica en el Océano Atlántico muy cerca del límite exterior del Río de la Plata, distando unos 8,5 kilómetros de Punta del Este.

Su flora autóctona es escasa: dos especies de cactus, líquenes y un tipo de helecho que conviven con algunas especies introducidas por el hombre. Casi toda su área central constituye una gran meseta cubierta por una fina capa de tierra. 

Su costa esta formada por rocas, con acantilados que pueden llegar a los 25 metros de altura con escasas playas de arena. Existen dos piletones de mareas llamados “Reinosa” y “Las Bóvedas”. Paralela a la isla se aprecia otra formación rocosa pequeña de baja altura, que suele estar sumergida los días de oleaje intenso, conocida como “El Islote de Lobos”.

Como lo indica su nombre la isla está poblada por lobos marinos. Esta colonia es una de las reservas naturales de lobos más grande del mundo. En ella viven y se reproducen dos especies, el lobo fino o de dos pelos y el león marino o lobo de un pelo.

La población de lobos de dos pelos asciende a unos 190.000 ejemplares y la de lobos de un pelo a los 130.000 aproximadamente. Ambas especies conviven pacíficamente entre ellos, pudiéndose observar la presencia de elefantes marinos, gaviotas y otras aves marinas. El motivo de esta convivencia pacífica se debe principalmente a una diferenciación en su dieta, distintas zonas de caza, diferentes épocas de apareamiento y distinta ocupación de la isla, lo cual les evita una competencia directa. En el verano los espacios más amplios son ocupados por grupos de individuos reproductores y el resto del año la ocupación territorial se amplía a todas las etapas del desarrollo.

El lobo fino o de dos pelos se alimenta alejado de la costa principalmente de anchoas, merluza y calamares. No tienen hábitos migratorios y viven todo el año en cercanía de la isla. Ocupan la zona rocosa y alta de la isla. Posee dos capas de pelo, de color gris a plateado presentando tonalidades rojizas. Su hocico es en punta y se observa dimorfismo sexual, los machos son más grandes y tienen el pelo del cuello más largo y espeso que las hembras. En noviembre, las hembras tras 11 meses y medio de gestación dan a luz a un cachorro y pocos días después ya se encuentran en condiciones de aparearse nuevamente. Los machos llegan a pesar 150 kilos y a medir 1,90 metros y las hembras pesan unos 50 kilos y miden unos 1,50 metros.

El león marino o lobo de un pelo se alimenta de peces más cercanos a la costa tales como brótola y corvina. Habita en la zona arenosa menos alejados del mar. Algunos machos de la especie migran en grupos por algún tiempo al terminar el período de reproducción. Su pelaje es de color marrón, su hocico es grande y chato con grandes fosas nasales. El dimorfismo sexual es notorio, los machos pesan el doble de las hembras y tienen un cabeza mucho más grande. Presentando las mismas características en el periodo de gravidez, el celo de las hembras se extiende de enero a febrero. Los machos llegan a pesar 340 kilos y medir 2,50 metros y las hembras pesan unos 150 kilos y miden 2 metros.

Las dos especies tienen una morfología adaptada para la natación, son lentos en tierra firme, pero veloces y ágiles en el agua. Su vista es muy buena al sumergirse, al igual que los sentidos del olfato y del oído, que son muy agudos.

La reproducción es polígama, los machos dominantes tienen harenes de 6 hembras en promedio. En ocasiones es posible observar enfrentamientos entre machos por su dominio. Los cachorros son dependientes de su madre casi por su primer año de vida, alimentándose de leche materna.

Los elefantes marinos que visitan la isla en numero muy inferior pertenecen a la familia de las focas, de enorme tamaño alcanzan las tres toneladas de peso y miden hasta 6,50 metros. Presentan un marcado dimorfismo sexual, con la característica nariz extensible en forma de trompa que se aprecia en los machos. Su pelaje duro es de color grisáceo a amarillento. Estos gigantes en ocasiones aparecen descansando tanto en las costas de la playas Mansa y Brava.

El mundo acuático que rodea a la isla es rico en fauna. En estas aguas se pueden encontrar, anchoas, pejerreyes, sargos, meros, corvinas, lisas, brótolas, merluzas, tiburones, rayas, caracoles, mejillones, calamares y camarones entre otros.

Además de un vasto entorno natural esta isla cuenta con una rica historia. En la época de la colonia, fue descubierta por Juan Díaz de Solís en su expedición en el año 1516, quién la bautizó como Isla de San Sebastián de Cádiz. Las crónicas mencionan de su abastecimiento de carne y pieles en la isla.

Fue también visitada por conquistadores, piratas y científicos: Gonzalo Coelho, Sebastián Gaboto, Fernando de Magallanes, Pedro de Mendoza, Francis Drake y Charles Darwin entre otros.

Desde la época de la colonia, numerosos navíos han recorrido las aguas circundantes a la Isla de lobos y gran número de los naufragios que constan en los registros sucedieron en su cercanía hasta la construcción del faro en el año 1906.

En los últimos años se han realizado importantes averiguaciones sobre los naufragios y se han rescatado muestras para su identificación. Aparentemente pertenecen a un navío español, donde se destacan una culebrina de bronce en perfecto estado de conservación, un ancla, botellas de cerámica, una campana de bronce, copas de cristal, poleas y roldanas.

Los colonizadores europeos que visitaron otrora este lugar, comenzaron la explotación desde el primer momento en que pisaron este rico trozo de piedra rodeado de agua. 

En el año 1990 se detuvo la explotación lobera en nuestro país. El estado Uruguayo asumió conscientemente un actitud ambientalista, dando un ejemplo a nivel mundial, cortando la interacción humana con la especie, lo que llevó a una exitosa recuperación. De aquellos tristes días solo quedan los corrales de piedra que encerraban a los lobos.

El Faro - fue construido en el año 1858 y posteriormente reformado en el año 1903. La torre que hoy se puede observar se termino de construir en 1906. Tiene una altura de 66 metros y su escalera caracol central cuenta con 240 escalones. Es el faro más alto de América del Sur y el tercer faro más alto del mundo.

En el año 2001 el sistema de iluminación fue modernizado, dotándolo de tecnología acorde a requerimientos internacionales. El foco automático cubre 27,7 millas de alcance y funciona a base de paneles solares emitiendo un destello cada 5 segundos y cuenta además de una excelente potencia lumínica y un sistema sonoro para los días de niebla que ayuda a la navegación.

En el Puerto de Punta del Este encontrará varias empresas de excursiones en lancha, que le ofrecerán ver de cerca esta maravillosa isla.

Galeria fotográfica de Punta del Este

puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
puntadeleste
Text Size

Búsqueda

Mapa de Maldonado

RedTV-Banner RedTV