Es un lugar único para disfrutar, recrearse y divertirse en un entorno natural rodeado de sierras.

El Parque Salus está ubicado en el km. 109,500 de la Ruta Nº8. Tiene un total de 1.500 hás y de éstas, 10 son visitables.

El relieve está compuesto por altos y bajos pronunciados, controlados principalmente por la naturaleza. Esto lo transforma en un paisaje atractivo y único. Es además, el lugar de origen del Agua Salus ya que dentro del terreno del Parque se encuentran 15 surgentes naturales y 6 pozos semi-sugentes de agua.

En los albores del siglo XIX, en medio del paisaje serrano, se funda la Villa de la Concepción de Minas, con el aporte de 41 familias venidas de Galicia y Asturias, atraídas por la creencia de que en la zona existían riquezas minerales.

A 12kms de la Villa, en un lugar escondido en la Sierra de la Coronilla, se encontraba la “Fuente del Puma”, de donde surgía permanentemente un gran caudal de agua cristalina, a 268mts sobre el nivel del mar.

En febrero de 1892, un grupo de visionarios adquiere a Don Santiago Zeballos, 62 cuadras de campo en la zona, para explotar la fuente de agua existente. La sociedad así constituida, antecesora de la hoy Cía. Salus, se denomina “Fuentes de la Coronilla”, a cuyo frente estaba el Ing. Luis Andreoni.

En ese primer año, se expide un certificado donde consta el registro de la marca Salus, con autorización de venta al público del agua mineral de la “Fuente del Puma” y es en aquel año, cuando recibe galardones en exposiciones y congresos científicos en París, Génova, chicago y Montevideo, que evidencian su calidad y particularidad en su combinación de minerales.

Desde la estación “Puma”, ubicada a metros de la fuente, el agua se transportaba hasta la estación ferroviaria de Verdún para luego venderse en la capital del país.

Hoy Salus posee 1.500 hás de campo, de las que 1.100 hás se encuentran forestadas.

El parque ofrece las siguientes atracciones:

Fuente del Puma: te conecta directamente con la naturalidad más pura y con el origen del agua Salus.

Parque Familiar: espacios para hacer picnics con juegos para niños. También canchas de voleyball, frontón y football para hacer deporte al aire libre.

Parador y Hostería: con una exquisita carta y 14 habitaciones para una cómoda estadía. El agua utilizada en todos sus servicios del Parador es el Agua Salus pura y natural de siempre. Es un lugar ideal para desconectarse y disfrutar de la naturaleza.

Servicio de Guardaparques: estos realizan desde el año 2002, el servicio de atención al visitante, realizando charlas y visitas guiadas, relevamiento de flora y fauna del parque, vigilancia, prevención y combate de incendios forestales, construcción y desarrollo de vivero de especies nativas y trabajos de cartelería dentro del parque. Se ofrecen caminatas a los visitantes, donde en los recorridos se conoce la flora y fauna existente en el parque, los embalses que fueron creados en la década del 80 como forma de abastecimiento superficial de agua utilizada por la empresa y actualmente sin uso y la Casa de Campo ubicada a 1000mts de la Fuente del Puma,  casa del siglo XIX que cumplía la función de Puesto de Estancia, donde se efectuaban las actividades centrales del manejo agropecuario.

El Parque Salus posee una flora y fauna muy particular y variada.

En las zonas más bajas y protegidas, que son recorridas por cursos de agua, se encuentran los que se llaman “manchones de monte serrano”. Como lo dice el nombre, son montes propios de las serranías, típicas del Departamento de Lavalleja que ascienden por las laderas y se hacen progresivamente más achaparrados. Sus características particulares los diferencian de las demás agrupaciones arbóreas autóctonas.

Están principalmente constituídos por especies espinosas, de hojas pequeñas y troncos retorcidos; como el Coronilla, Tala, Tarumán, Molle, Sombra de Toro y es de Canelón, Aruera, Chal Chal, Arrayán, Ombú, Envira, Chirca de monte y Tabaquillo. Los troncos de estos suelen estar poblados de trepadoras y epifitas, como enredaderas, líquenes y claveles del aire. 

Por otro lado, en las partes más altas, el monte se transforma en un matorral cerrado, formado por especies propias pero con un porte menor. Esta parte del monte es una adaptación a los fuertes vientos y a la sequedad a la que están expuestos.

El Parque Salus cuenta además con grandes áreas forestadas y de praderas pedregosas, que junto al monte nativo son el hogar de gran variedad de especies animales.

En los casos de los mamíferos son de difícil avistamiento, por ser de hábitos crepusculares y nocturnos. Las especies autóctonas del parque son: guazubirá, zorros, gato montés, zorrillo, hurón, tatú, mulita, comadreja y varias especies de roedores y murciélagos, entre otras. La liebre y el jabalí son especies introducidas.

Las aves son un atractivo del permanente del parque, contando con una importante variedad. Es común ver en el entorno de la Fuente del Puma: pavas de monte, gallinetas, varias especies de palomas, de pájaros carpinteros y colibríes (estos más abundantes en primavera y verano), zorzales, benteveos, chingolos, cardenales azules y gran variedad de pequeños e inquietos pajaritos que habitan el monte.

En zonas de campo abierto es común ver familias de teros, horneros, calandrias, zorzales, carpinteros, palomas, gallinetas, pirinchos en grupos muy reducidos y al halconcito colorado volando a gran velocidad o posado en algún árbol. En lo alto de los eucaliptus descansan los cuervos o jotes cabeza roja, muy visibles cuando planean en grupos aprovechando las corrientes de aire, el búho ñacurutú y el gavilán común gustan de las copas y llama la atención en ellas los voluminosos nidos de cotorra, armados de ramas.

En lugares inundables, remansos de cañadas y tajamares se pueden ver patos de diferentes especies: brasilero, maicero y bacino, así como chiflones o garza amarilla y gallaretas.

Estos ambientes son el hogar de distintas especies de anfibios y se los puede encontrar en distintos estados de su metamorfosis. También habitan peces, tortugas de cuello largo y víboras.

Otro habitante común de la serranía es el lagarto overo, que puede alcanzar los 1,5mts de largo y es de color verdoso. Son fáciles de ver en los meses de verano asoleándose en pedregales y también en las escalinatas de la Fuente del Puma donde llama la atención del visitante y al sentirse amenazado huye a gran velocidad.

En los meses de verano se pueden también encontrar culebras de varias especies y alguna Yarará o Crucera como se la conoce en el campo. La Yarará habita en serranías, praderas pedregosas, cerca de cursos de agua, pajonales y juncales. Puede alcanzar 1mt de largo, presenta cabeza triangular y una coloración castaño oscura con manchas más oscuras en forma de trapecio y bajo la base mayor un par de manchas redondeadas. Si se siente molestada se enrolla y deja la cabeza elevada pronta para lanzarse hacia el agresor. Es peligrosa, su mordedura requiere de tratamiento con suero antiofídico.

Las precauciones a tener en cuenta para no correr riesgos innecesarios, son no salirse de los caminos y senderos, no dar vuelta piedras, juntar palos o troncos, ni meter la mano en cuevas, ya que ellas gustan resguardarse en estos lugares.

Ante un eventual encuentro, no la mate, avise al guardaparques, recuerde que ella cumple un importante rol al alimentarse de roedores.

El puma es un felino de gran tamaño que puede pesar hasta 60kg, de color bayo sin manchas. La leyenda dice que un puma habitaba las cercanías del manantial donde brota el agua Salus, por eso se le llamó Fuente del Puma.

Lo cierto es que hace mucho que nadie ve un puma por allí. Perseguido por atacar al ganado, se vio obligado a retirarse a las serranías y montes más apartados. Durante mucho tiempo se lo consideró extinto en nuestro país, pero recientes registros hacen creer que esta especie sigue viva en nuestros montes.

El Parque Salus no solamente es rico en flora y fauna. Encierra también importantes tesoros culturales, ya que en su predio vivió el único compositor clásico uruguayo, cuyas obras han sido ejecutadas por las principales orquestas sinfónicas del mundo: Eduardo Fabini.

El estreno de su poema sinfónico “Campo” creado en la intimidad de su casa en la Fuente del Puma donde su vena creadora comienza a aflorar, marcó el nacimiento de un nuevo estilo nacionalista uruguayo.

En 1926 da a conocer “La isla de los Ceibos”, también compuesta en Salus, saturada de impresionismo puede definirse sonoramente como un poema de pájaros entre rojos manchones de color, representando el lugar en que se inspiró, el Parque Salus.

Galeria fotográfica de Lavalleja

lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
lavalleja
Text Size

Búsqueda

Mapa de Lavalleja

RedTV-Banner RedTV