Corría el año 1908 cuando un capitalista argentino, Don Nicolás Mihanovich, solicita la concesión del Real de San Carlos con el fin de construir allí un complejo turístico o lugar de recreo para la explotación del turismo. La concesión le fue otorgada el 3 de junio de ese mismo año. Comprendía la construcción de una gran Plaza de Toros, un Frontón de pelota de mano, Hotel, Casino, Usina Eléctrica, y un Muelle para el atracadero de barcos con un balneario aprovechando las características del lugar. 

Esta empresa había hecho un contrato con el gobierno por 25 años, para explotar esta zona turística y a cambio debían abastecer de energía eléctrica a toda la ciudad. El complejo funciono hasta 1917 y fue devuelto al Estado antes del plazo pactado.

El Frontón Euskaro, inaugurado en 1910, es la cancha más grande de Sudamérica contando con un largo de 64 metros por 21 de ancho. Es un frontón abierto que conserva su estilo original y fue restaurado en 1974 cuando Uruguay fue sede del Campeonato Mundial de Pelota Vasca.

Remontándose al año 1908, cuando comenzaba a alzarse la majestuosa Plaza de Toros. Ricardo Torres (Bombita), su hermano Miguel Torres (Bombita Chico) y el Rejoneador Mogador de Cobas, todos de origen español, que asombraron al público con sus galas y sus pases en este nuevo espectáculo para el público uruguayo. La primera corrida fue el 9 de enero de 1910 y los toros fueron traídos de España.

Vale la pena resaltar que este hecho fue presenciado también por público argentino, el que quedó totalmente exaltado por el esplendor del espectáculo. La fiesta taurina se realizó por segunda vez, un mes después, resultando ser uno de los acontecimientos de excepcional resonancia. Cuando accedemos a la monumental construcción deteriorada por el tiempo, parece que cobrara alas la imaginación y volvieran a escucharse los tambores, cornetes y gritos entusiastas de la multitud. 

La Plaza tiene un diámetro de cincuenta metros, rodeado de dos series de gradas y una fila de palcos, (con capacidad para ocho mil espectadores), y una galería de diecinueve metros de ancho; donde se encontraban la Capilla con la Virgen del Carmen, las salas de juego y el restaurante. Todo esto descansa sobre una gran armazón de hierro que fue traído de Inglaterra y tiene características similares a las estaciones ferroviarias inglesas. El bloque de hormigón utilizado fue fabricado con material de nuestra zona. La entrada principal, conducía directo por la escalera al Palco Oficial y debajo de este se ubicaba la Banda.

La entrada opuesta era el acceso de los toros. Su estilo "morisco español", alcanzo su cumbre en la armonía de las proporciones y los espacios, pero el pasar de los años fue borrando una realidad que yace entre vestigios de yuyos y herrumbre. Donde la multitud se daba cita, hoy todo es historia y los fantasmas de las tardes de esplendor se encuentran en el inmenso anfiteatro rememorando esta gran fiesta taurina. En total las corridas fueron ocho, la ultima se realizó el 27 de marzo de 1910 cuando por decreto del gobierno de José Batlle y Ordóñez se prohíbe este sangriento espectáculo. Se dice también que fue escenario donde cantó Carlos Gardel. Casi un siglo después de su inauguración las gradas de la plaza conservan aun su espíritu transmitiendo por sucesivas generaciones de asombrados contempladores del pasado. 

Galeria fotográfica de Colonia

colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
Text Size

Búsqueda

Mapa de Colonia

RedTV-Banner RedTV