Nueva Helvecia (antiguamente conocida como Colonia Suiza) es una ciudad ubicada en la zona sudeste del departamento de Colonia, a 120 kilómetros al oeste de la capital nacional, Montevideo.

A fines de 1861 llegaron a esta zona las primeras oleadas migratorias de europeos, en su mayoría suizos. El 25 de abril de 1862 se registra el mayor número de arribo de emigrantes, día que se toma como "fundación" de la ciudad.

La colonia se fue consolidando y el trabajo agrícola se convirtió en una de sus principales bazas de sustentamiento, en especial la fruticultura y la lechería. El 26 de mayo de 1894 se promulgó la Ley de declaración de "Pueblo". La ley Nº 11.892 del 18 de diciembre de 1952 elevó a la categoría de ciudad a Nueva Helvecia.

Suiza, que en ese entonces atravesaba por una fuerte crisis económica, obligó a que muchos de sus ciudadanos debieran buscar mejores posibilidades en el exterior, para lo cual América representaba una posibilidad de prosperidad y progreso.

En el caso de Uruguay, en concreto, ofrecía una gama de alternativas a los inmigrantes, no sólo por su estabilidad y hegemonía, sino porque además disponía de grandes propiedades rurales y prueba de ello es el afincamiento de las primeras viviendas en el litoral oeste, sobre los departamentos de Colonia y Soriano, destinadas a la productividad agrícola y ganadera.

La ciudad, si bien ubicada en Uruguay, comparte una serie de rasgos y similitudes con Europa, principalmente con Suiza, Alemania y Francia, como resultado de su estrecho vínculo con el monopolio cultural y social de esos países.

La fiesta del primero de agosto, celebrada en los cantones suizos, es aún más notoria y extravagante en Nueva Helvecia. Asimismo, la conmemoración en torno al aniversario de la Confederación Helvética se extiende incluso hasta por un período de treinta días, comenzando con el tradicional llamamiento de las Iglesias católica y evangélica, y culminando con un almuerzo de estilo familiar en el que se reúnen autoridades departamentales y nacionales.

Por otro lado, un aspecto relevante de la arquitectura neohelvética es que, a diferencia de lo que ocurre en otras ciudades uruguayas, aquí es posible apreciar un diseño de naturaleza heráldica, en el que cada edificación porta un escudo simbólico en referencia a los diferentes cantones suizos desde donde llegaron los primeros pobladores de la metrópoli.

No es menos importante el hecho de que en Nueva Helvecia predomina una gastronomía distinta, más arraigada a aquella de Europa central, en la que destacan una amplia variedad de quesos, lácteos y sus derivados.

El famoso queso colonia, así como el semiduro y el dambo, fue introducido en 1868 por Juan Teófilo Karlen, de origen suizo, y que junto a su familia se establecería en la ciudad para dar comienzo a una nueva cultura y un estilo culinario hasta ese entonces, bastante ajeno al conocimiento de la población local.

A modo de síntesis, el legado suizo en el Uruguay es más profundo de lo que parece. No en vano, el país fue conocido a mediados del siglo XX como la Suiza de América Latina, no solo por la proporción geográfica que hace de este territorio un perfecto homólogo de aquella nación europea, sino porque de alguna manera, la llegada de suizos, en general, y de italianos, franceses y alemanes, en particular, representó un hecho trascendental para la posterior organización política de un país que se mostró receptivo a las influencias extranjeras.

Actualmente es posible comprobar que, pese al paso del tiempo, Nueva Helvecia sigue siendo afín a las costumbres de sus antepasados y aún mantiene un fuerte vínculo social y cultural que la diferencia notoriamente del resto de Uruguay, más familiarizado con la sociedad española e italiana.

Posee una población de 9.607 habitantes (2004), mayoritariamente descendientes de suizos, aunque también de austríacos, franceses y alemanes.

Los habitantes de esta ciudad han mantenido hasta el día de hoy las costumbres y tradiciones heredadas. Son varias las agrupaciones que aún siguen practicando cánticos y danzas de sus antepasados.

El decir de la pluma del Dr. Emilio Frugoni «Esta es Colonia Suiza, con los colores vivos de sus próvidos huertos y sus montes frutales, con el verdor plateado de sus viejos olivos y el verde estrepitoso de sus maizales».

Ubicada muy cerca de las vías de tránsito por las que se desplazan masivamente los turistas desde o hacia el Puerto de Colonia o los Puentes Internacionales sobre el Río Uruguay, distante 124 kms. de Montevideo y 62 de Colonia, posee por su historia y sus características y actividades actuales, especiales valores que permiten el desarrollo en la misma del turismo permanente.

Colonia Suiza, tiene bellezas naturales muy particulares, que el viajero siempre compara con panoramas europeos. Cuenta con lugares que pueden visitarse en toda época del año. Una cadena de playas sobre el Río de la Plata a pocos kilómetros de doradas arenas, hermosos bosques, centenares de viviendas modernas de arquitectura veraniega, luz eléctrica, teléfonos, comercios, paradores, etc., que comparte con las distintas localidades de la zona.

Ha constituido desde tiempo atrás un lugar de significativo atractivo turístico, siendo la precursora de nuestro turismo lugar donde se construyó el primer Hotel turístico del interior del país el «Hotel Suizo» hoy Granja Hotel Suizo.

Es además sustento en forma permanente de innumerables eventos de carácter empresarial o político, nacionales e internacionales.

Los lugares que no puede dejar de visitar son:

Plaza de los Fundadores - Diseñada por el Arq. Luis A. Mazzini, es la única plaza pública de la ciudad de Nueva Helvecia. En su centro se encuentra el monumento «El Surco», realizado en honor de los Colonos fundadores, simboliza la verdadera esencia de los mismos.

Tanque de OSE - Fundado en 1948, proyectado por el Arq. L. Boggiani, tiene 35 mts. de altura. Su aspecto recuerda las viejas torres de Nuremberg o Basilea.

Congregación Evangélica - Edificada su antigua capilla en 1863. En 1885 se construye el actual templo.

Escuela N° 10 - Fundada a instancia de la iglesia quien donó el terreno en 1879. 

Capilla Católica - Construido su antiguo templo en 1873. Fue fundada a instancia de Colonos católicos. 

Cooperativa de Viticultores Ozark - Fundada el 20 de julio de 1924. Sus vinos llegan a todos los puntos del país. 

Escuela de Lechería - Inaugurada en 1930. Su prestigio trasciende la región y llega a muchos países de América del Sur y Central, así como a organismos internacionales. Tiene en sus objetivos fundamentales formar personal capacitado técnicamente para la producción e industrialización de la leche. 

Tiro Suizo - Institución decana en el país. Formada por colonos suizos, nació en 1874. Se practica allí el tiro al blanco. 

Reloj de Flores - Ubicado en la Plaza de los Fundadores, único en el Uruguay. Fue creado por el «Garden Club Edelweis» en 1994 y está al cuidado de la Junta local. 

Santuario de Nuestra Señora de Schoensttat - Data de 1943. Ubicado en el parque del Colegio de Hermanas, rodeado de cuidados jardines recibe todo el año a los visitantes, pero congrega a miles de peregrinos el tercer domingo de octubre. 

Parque Municipal José Pedro Varela - Lugar de reunión y esparcimiento, balneario y camping. 

Molino Quemado - Como molino harinero tuvo corta vida, comenzó a trabajar en 1876 a instancias de su dueño, Don Luis Vigni (Teniente Alcalde). Emplazado sobre el arroyo Rosario funcionaba a fuerza hidráulica.

El 7 de marzo de 1881 amaneció incendiándose, por causas aún cubiertas por el velo oscuro del misterio, que engalanan las vivencias humanas. La tragedia del incendio es solo el principio ya que el 8 de marzo se ahogó en la presa la esposa del capataz y el 12 se suicidó éste.

Desde entonces fue Molino Quemado, no reconstruyéndose y padeciendo el saqueo, la intemperie, el monte le fue cercando hasta instalarse dentro.

Está declarado Monumento Histórico Nacional. Se levanta en un lugar privilegiado a poca distancia de la antigua guardia armada y un vado de la época colonial. Las centenarias ruinas de piedra y ladrillo con sus patinas y tiznes, con sus aires de leyenda, nos sugieren como una conclusión natural «algo allí pide justicia».

 

Galeria fotográfica de Colonia

colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
colonia
Text Size

Búsqueda

Mapa de Colonia

RedTV-Banner RedTV